Conservación preventiva de fachadas en viviendas de Chiu Chiu

En el pasado mes de noviembre de 2021, se completó la conservación preventiva de viviendas, nivel fachadas, en la localidad de Chiu-Chiu. Esta se desarrolló en modalidad de Escuela Taller, que contempla empleo + aprendizaje, con el objetivo de instalar en la comunidad local nuevos conocimientos sobre las técnicas de construcción ancestral y la gestión del patrimonio. Paralelamente a las actividades de obra, se realizaron 10 Clases de Escuela Taller, relacionadas a los oficios constructivos tradicionales, desarrollo personal y modelos de conservación.



Javier Ayabire, Maximiliano Araya, Francisco Hrepic y Daviz Cruz, jóvenes maestros de la comunidad interesados en resguardar y conservar sus tesoros patrimoniales, se integraron esta iniciativa que convocó a jóvenes y adultos con ganas de aprender más de desarrollo sostenible y conservación preventiva de viviendas andinas.


La directiva de la Comunidad Indígena, apoyados por el Gobierno Regional y Fundación Altiplano, fue la encargada de seleccionar las viviendas de Roberto Caucota y Sebastián Velásquez para el trabajo de conservación preventiva en Chiu-Chiu, el cual fue declarado Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales en el año 2004.


Las labores realizadas en estas obras fueron la consolidación de los muros de piedra y adobe, trabajo en quincha y la restauración integral de la cubierta de viviendas.


Javier Ayavire Galleguillos, miembro de la comunidad y ayudante de restauración en la Escuela Taller expresó estar conforme con los conocimientos adquiridos durante su participación en los talleres: “La experiencia ha sido bonita y grata, aprendiendo un poco más de la construcción que se hacía antes. La mayoría de los abuelos ha tenido casas antiguas, entonces al aprender uno puede arreglar las casas más adelante”.


Patricia Caucota, habitante de Chiu-Chiu relata la importancia de preservar la herencia patrimonial de los pueblos originarios a través de la conservación de viviendas: “Al conservar las casas antiguas, la gente, los hijos y nietos, van a ver las raíces de su generación, de dónde viene su apellido y por qué viven en Chiu-Chiu. Esto repercute a través del tiempo, no son 10 años, sino 100 años… es historia. Es muy bonito lo que se está haciendo, porque están buscando las raíces de los pueblos originarios, están para que uno pueda contarle a sus nietos cómo vivían los abuelos”.


Para más información del programa "Capacitación en conservación sostenible pueblos Alto Loa", Etapa 1, está disponible la página web www.patrimonioaltoloa.cl y el Instagram @patrimonioaltoloa.


1 visualización